Estamos en: Dos de Maig n.270 Barcelona     Teléfono: 934 462 533     Email: info@estuditeca.com     Whatsapp: +34 655120564 / +34 637997145     Skype: L'estuditeca MD
5 trucos para conseguir que tu hijo sea respetuoso
5 trucos para conseguir que tu hijo sea respetuoso

5 trucos para conseguir que tu hijo sea respetuoso

Ser respetuoso es clave para garantizar una convivencia sana y tranquila. El respeto es un valor importante que se aprende en la infancia y se consolida durante la adolescencia. Es el mayor legado que le puedes dejar a tu hijo, ya que le acompañará toda su vida.

¿Por qué todo es más complicado durante la adolescencia?

La adolescencia es una etapa compleja de gran transformación tanto a nivel físico como emocional. El cuerpo y la mente del adolescente están cambiando y necesitan un tiempo y un espacio para asentar y procesar todo lo que está ocurriendo.

Si hay una característica clave, por así decirlo, que define al adolescente es la rebeldía. El adolescente muestra rebeldía ante las imposiciones, está formando su carácter y le encantaría cambiar el mundo. Busca su propia identidad y se frustra con facilidad por lo que tiende a eludir las responsabilidades y compromisos. En esta fase necesita alejarse un poco de los padres, actuar por su cuenta y experimentar nuevas vivencias. Necesita sentirse autónomo y libre para iniciar su proceso de madurez.

A la vez los padres tienen que estar pendientes de su proceso y garantizar su paso a la madurez de la forma más sana y segura posible.

 

 

Si durante la infancia el valor del respeto no se ha aprendido, en la adolescencia se verán las consecuencias. El carácter rebelde de los adolescentes provoca en algunas ocasiones faltas de respeto.

Si tienes un hijo adolescente, es posible que te resulte complicado enseñarle a ser respetuoso. Aquí te dejo 5 consejos que te lo pondrán más fácil.

5 trucos que harán que tu hijo sea respetuoso

1#Escuchar y tener en cuenta sus opiniones.

Mirarle a los ojos, escuchar sus opiniones y sus deseos es una forma de respetarlo. Aunque pienses que es pequeño, tiene inquietudes y preocupaciones propias de la edad. Escúchalo desde la tranquilidad y la paciencia. Evita juzgar lo que te explica y ganarás su confianza.

2# Negociar, pactar, establecer acuerdos, dialogar.

Puede suceder que en un primer momento tu hijo rechace la idea de  establecer un acuerdo, un compromiso. Si es así, hazle saber que a pesar de no querer pactar, tendrá que cumplir las normas que le indiques. ¿Cómo puedes formentar el diálogo? Un truco que funciona y es muy efectivo consiste en establecer un día a la semana para sentaros a hablar. Busca un espacio tranquilo y neutro en el que os sintáis cómodos y pueda expresar lo que siente. Deja claro que toda la comunicación se hará desde el respeto y la tranquilidad.

3# Evitar los chillidos.

Los gritos crean un clima hostil y negativo, en el que se hace muy difícil la comunicación. Si todos chillamos, ¿quién escucha? Además gritar no fomenta el respeto ni la autoridad.

4#Enseñar el valor de la empatía.

Tratar de entender cómo piensan o lo que sienten los demás, te acerca a ellos. A la vez reduce y suaviza los conflictos. Si muestras empatía hacia tu hijo, él poco a poco también la mostrará hacia ti. La empatía te describe como una persona respetuosa y facilita que te ganes el respeto de los demás.

5#Establecer unas normas de convivencia conocidas por todos los miembros de la familia.

Para garantizar una buena convivencia, estas normas tienen que ser respetadas por todos. A los niños y los adolescentes no les gustan los límites (normas o reglas),  y es normal que se los salten para comprobar si realmente existen. Van aprendiendo a partir de estas experiencias. Los limites son necesarios y beneficiosos ya que con ellos, tu hijo aprenderá las normas claras de la vida.

 

El ejemplo es más poderoso que las palabras. Si tratas con respeto a tu hijo, a tu pareja, amigos, compañeros, familia, etc él aprenderá a ser respetuoso.

Nunca olvides que eres el referente para tu hijo. Él acabará haciendo lo que ve en ti o lo que le permitas hacer. Acciones del día a día como ceder el asiento en el transporte público, saludar, no gritar, decir por favor, gracias o lo siento, escuchar sin interrumpir, ayudar a una persona necesitada, ... son básicas para la convivencia y para aprender a ser respetuoso con los demás.

Y antes de finalizar, me gustaría dejarte una última recomendación. Nunca pases por alto un falta de respeto, ya que dejarías la puerta abierta para que se repitiese de nuevo. En cuanto se produzca, actúa de forma inmediata marcando el límite y aplica una consecuencia.

Me encantaría conocer tu opinión, ¿has puesto en práctica alguno de los consejos?¿te ha parecido útil este artículo?

Puedes responder en la zona de comentarios, estaré encantada de leerte.

Si quieres recibir orientación familiar personalizada, puedes solicitar Asesoramiento  a través del correo electrónico (info@estuditeca.com), por teléfono o whatsapp (+34 655 120 564 / 637 997 145) o personalmente en nuestro centro.

Maite Duran

Directora y Coach Educativa

 

 

Imagen Derecho de autor: vadimgozhda / 123RF Foto de archivo

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies