¿Tu hijo va a repetir? Descubre cómo evitar que el nuevo curso sea un fracaso

3 consejos efectivos para afrontar los suspensos de tu hijo

Me pregunto si te resulta familiar la situación que te cuento a continuación:

¿Cómo han ido las notas? ¿te han entregado el informe?

  • -Bien! Me ha quedado alguna …
  • -¿alguna? A ver …
  • -¡Dios mío! ¡7 suspensos!, menos mal que lo tenías todo controlado…

Te confieso que como madre también he experimentado esta situación y en primer lugar he sentido enfado. Posteriormente han llegado los sentimientos de frustración e impotencia.

Con frecuencia este tipo de situaciones derivan en comentarios del tipo:

  • ¡Eres un desastre!
  • ¡Así no vas bien!
  • ¿Qué futuro te espera?
  • ¿Te sientes orgulloso?
  • Con la capacidad que tienes y lo poco que la utilizas.
  • No sé qué será de ti…

¿A que tú también piensas que podría añadir más comentarios y la lista sería interminable?

Seamos sinceros.

A nadie le gustan los suspensos, ni a los padres ni a los hijos.

El caso es que si te ha tocado vivir una situación parecida con tu hijo, voy a darte 3 consejos que van a ayudarte a manejar mejor ese momento:

1. MANTEN LA CALMA

La experiencia me ha demostrado que en estos casos lo mejor es mantener la calma.

Las palabras tienen un gran poder y cuando la situación te desborda, es fácil no controlar todo lo que dices.

Este tipo de comentarios “en caliente” dañan seriamente la autoestima y confianza de tu hijo, y para lo único que serán útiles es para desahogarte, pero te aseguro que no van a solucionar el problema de los suspensos de tu hijo.

¿Cuál es mi recomendación?
Tómate tu tiempo, retírate si lo necesitas a un espacio en el que estés sola y puedas pensar,  y dedica unos minutos a respirar profundamente.

Posiblemente empiecen a pasar pensamientos por tu mente del tipo:

¿Cuándo estudia mi hijo?, siempre me dice que lo tiene todo controlado pero no hace nada, nunca tiene tareas para hacer en casa,…

Estos pensamientos inundarán tu cabeza, así que simplemente obsérvalos y déjalos que se vayan. Sin más.

Una vez recuperada la calma, es el momento de volver y sentarse a dialogar con tu hijo.

Es importante hacer una reflexión conjunta para ver qué es lo que ha fallado y buscar la mejor solución, y juntos la encontraréis.

2. HABLA CON EL TUTOR

Es importante ir a la raíz del problema, y el tutor será la persona que conocerá de primera mano el comportamiento y la actitud de tu hijo en clase.

Solicita una entrevista con él para conocer su opinión sobre los suspensos. El tutor de tu hijo podrá decirte si ha detectado algún problema de aprendizaje o si no sabe aplicar técnicas de estudio.

Pídele que te muestre los exámenes que ha realizado, así verás dónde pueden estar los fallos.

Esta información te será muy útil para diseñar la mejor estrategia que le permita a tu hijo mejorar su rendimiento académico.

3. PIDE AYUDA

Con toda la información que has obtenido del tutor del colegio y de tu propio hijo, es el momento de buscar ayuda de profesionales.

La función de padre/madre es incompatible con la labor docente. Si intentas hacer de profesor con tu hijo lo único que conseguirás será generar más conflictos y alejarte de él, así como empeorar la relación familiar.

Puedes localizar Academias de Refuerzo Escolar por la zona que estén especializadas en refuerzo escolar y le ayuden con las asignaturas suspendidas. Es importante que te acerques personalmente y solicites una entrevista para conocer la metodología que aplican y comprobar que le pueden ayudar a mejorar el Rendimiento Académico.

Mantener un contacto con los tutores de la academia, interesarse por la evolución y observar si se producen cambios positivos te ayudará a comprobar si se está aplicando la estrategia correcta.


Para terminar, te dejo un último consejo: jamás tires la toalla con tu hijo. Siempre hay algo más que puedes hacer para ayudarle. Puede que hayas intentado varias acciones sin resultados positivos. Mantén la esperanza, pues esto únicamente significa que no son las adecuadas para tu hijo, y sigue probando hasta encontrar una que funcione.

Si quieres que te ayudemos, puedes solicitar Asesoramiento Académico y Familiar a través del correo electrónico (info@estuditeca.com), por teléfono o whatsapp (655 120 564 / 637 997 145) o personalmente en nuestro centro.
Maite Duran

Maestra en Psicología positiva y Coach Educativa

“La educación de un niño requiere la colaboración de la tribu entera”.

Imagen: Derecho de autor: dolgachov / 123RF Foto de archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿A dónde te enviamos la Guía?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico

¿A dónde te escribimos?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico

¿A dónde te enviamos la Guía?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico