4 consejos para aprobar con notaza los exámenes finales

4 consejos imprescindibles para aprobar con nota los exámenes finales

Siempre ocurre lo mismo cuando se acerca la época de exámenes, ¿verdad?

Lo vemos como algo difícil y a lo que temer, pero esto no debería ser así. Los nervios y la inquietud son reacciones de lo más normal, pero no tienen por qué afectar a tu hijo de manera negativa.

Como es lógico, quieres que lo apruebe todo y que lo haga con la mejor nota posible y estas expectativas pueden hacer un poco más complicada la consecución de la meta.

Ahora llega el momento en el que tu hijo puede pensar que la solución es pasar noches en vela estudiando o comer a destiempo pero lo cierto es que esto se debe normalmente a una mala organización que hace  que no rinda como debería.

Hoy te queremos contar unos consejos que van a hacer que tu hijo pase la época de exámenes de una manera más organizada y sin ese estrés y esos nervios que hacen que siga costumbres poco saludables.

Y ahora te contamos cuatro consejos para que tu hijo alcance un gran resultado.

1. ORGANIZACIÓN

¿Rutina o calendario de estudio? Si le dedica algo de tiempo al estudio todos los días, podrá ir asimilando los conocimientos de manera progresiva. Y, así, cuando llegue el momento del examen no tendrá por qué dedicar largas jornadas de estudio, ni comer a deshoras o no realizar sus actividades extraescolares. Y, lo más importante: ¡podrá disfrutar de tiempo libre!

Realizar un calendario de estudio en función del tiempo y el temario es mucho más útil de lo que piensa tu hijo. Al contrario de parecer un documento rígido con el cuál solo se agobiará, ayúdale a hacerlo para que se convierta en un sistema a través del cual pueda dividir el temario y las actividades en tareas más pequeñas y llevaderas en su día a día. Así cuando se acerque el día del examen ya habrá preparado la mayor parte.

Lo mejor de esto es que es un ejercicio que no solo le va a ayudar a estudiar, sino que también le va a enseñar a organizarse y a comprometerse con las tareas que se proponga.

Aquí te dejamos el enlace donde encontrarás una explicación detallada para realizar un planning de estudio sencillo y eficaz..

2. COMPRENDER LO QUE LEE

“¿Pero esto para qué sirve?”

Seguro que habrás escuchado a tu hijo decir esta frase alguna vez mientras está enfrente de los libros.

A veces, muchos estudiantes no ven el sentido de lo que les están explicando, y esto ocurre porque, debido a las prisas y a la mala organización, no les queda tiempo para interiorizar y razonar lo que tienen que aprender.

Por esto, es importante que tu hijo empiece con tiempo a leer el temario a conciencia y así se dará cuenta de cómo cada tema se relaciona con el anterior y el posterior. Esto hará que procese mejor la información y pueda razonarla. Si sigue estos pasos, podrá comprender mucho mejor la materia y no tendrá que memorizarla sin encontrarle sentido alguno.

Un consejo práctico es realizar una primera lectura más exploratoria para conocer el tema por encima y luego una lectura más lenta y comprensiva. Para terminar, estaría genial que le pidieses a tu hijo que resumiera y/o realizase un mapa mental de lo aprendido. De esta manera tendrá que sintetizar y sacar los aspectos más importantes de cada tema.

3. EJERCICIOS DE APRENDIZAJE

Al contrario de lo que se piensa, estudiar para los exámenes no tiene por qué ser aburrido. Existen muchas formas de aprender, como puede ser escribir, hacer esquemas y mapas mentales, dibujar o leer en voz alta.

Otras opciones para estudiar de forma más activa es realizar las actividades de consolidación que suelen aparecer al final de cada tema. Créenos cuando te decimos que funcionan de maravilla para preparar el tema sin aburrirse.

Otra gran opción para hacer el aprendizaje más llevadero es realizar simulacros de exámenes. Estos simulacros le ayudarán a resolver diferentes tipos de preguntas, saber si lleva el examen bien preparado o tiene que repasar un poco más y a ajustarse al tiempo que tendrá en el examen.

4. LUGAR DE ESTUDIO

Casi todo el mundo elige siempre el mismo lugar para estudiar: un espacio silencioso en el que se concentre, se sienta cómodo y tenga a mano los recursos que necesita. Esto ayuda a evitar las distracciones y  facilita que el cerebro trabaje a pleno rendimiento para que los conocimientos se afiancen en la memoria.

Por último, hay otros consejos adicionales que está bien tener en cuenta:

  • Repasar es muy importante y el mejor momento para hacerlo es cuando ya se ha preparado bien un tema, sin olvidar que hay que descansar bien, sobre todo los días antes de un examen.
  • Asistir a todas las clases e intentar hacer apuntes propios de todas ellas.
  • Si esto no supone una distracción, tu hijo puede estudiar con compañeros para que cada uno de ellos pueda aportar algo nuevo.
  • Si tu hijo ha probado todo esto y no logra concentrarse, una técnica que funciona muy bien es descansar unos minutos para realizar otras tareas, o una actividad física. De esta manera conseguirá desconectar mentalmente durante un rato, recuperar fuerzas y volver a estudiar a tope después.

Esperamos que estos consejos para aprobar con notaza los exámenes finales sean de utilidad.

Si tienes cualquier otro, no dudes en escribirlo en la sección de comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.