Estamos en: Dos de Maig n.270 Barcelona     Teléfono: 934 462 533     Email: info@estuditeca.com     Whatsapp: +34 655120564 / +34 637997145     Skype: L'estuditeca MD
¿Cuántas horas debería estudiar tu hijo según su edad?
¿Cuántas horas debería estudiar tu hijo según su edad?

¿Cuántas horas debería estudiar tu hijo según su edad?

Si te preguntase sobre si consideras suficiente las horas que tu hijo dedica a estudiar, ¿qué me dirías?

Lo sé, responder a esta pregunta puede considerarse deporte de riesgo, por eso hoy queremos despejar dudas acerca del tiempo necesario que tu hijo pasa estudiando.

Seguro que alguna vez te has planteado si son adecuadas el número de horas de estudio de tu hijo con base en los resultados académicos que obtiene, pero lo cierto, y aunque te cueste creerlo, es que este no es uno de los factores principales que influyen a la hora de decidir esto.

Verás, el tiempo que tu hijo debe dedicar al estudio no es estándar.

Con esto queremos decir que dos niños de la misma edad no siempre van a necesitar el mismo tiempo.

Entonces…

¿Qué variables influyen en el número de horas que tu hijo debe dedicar a estudiar?

Como hemos comentado antes, hay múltiples factores que serán decisivos, pero los tres principales que tendrás que tener en cuenta son:

1. La edad de tu hijo

Lo habrás imaginado: las horas de estudio deben adaptarse a la edad de cada niño.

Evidentemente si tu hijo es pequeño dedicará menos horas al estudio que uno que tenga cinco años más que él.

De hecho, si tu hijo es menor de 6 años lo que debe primar es la flexibilidad en esta etapa.

Recuerda que el esfuerzo nunca debe ser extenuante, y que lo principal en un niño que comienza a estudiar es que no perciban el estudio como una tarea agobiante o desalentadora.

Para que puedas guiarte mejor sobre las horas de estudio adecuadas a cada edad, te dejamos esta tabla informativa:

Cuánto tiempo tiene que estudiar tu hijo

Cómo ves, el rango temporal irá aumentando progresivamente a medida que el niño va cumpliendo años, pasando de los 30 minutos en niños de 6 años, a 60 minutos en niños a partir de 10 años.

Esta tabla es orientativa, así que puede servirte como recurso para conocer qué promedio de tiempo debería dedicar tu hijo, pero conviene recordar que cada niño es un mundo.

Por este motivo, en el vídeo que te encontrarás debajo del artículo te damos un truco que te va a venir genial si crees que tu hijo no encaja con la edad y con las horas que se reflejan en la tabla.

2. El nivel de estudios que está cursando

A medida que tu hijo va pasando de curso, necesitará más implicación, puesto que la cantidad de información a procesar y a almacenar también será mayor.

En cada nuevo curso las materias se van volviendo más complejas, así que un buen aliado para conseguir que tu hijo obtenga buenos resultados conforme va subiendo peldaños en su enseñanza es el uso de planificadores, mapas mentales y esquemas.

Estos elementos le ayudarán a organizarse mejor, a visualizar de manera más sencilla sus ideas y a sintetizar la información.

3. Su capacidad de concentración

Cuando el niño va creciendo y evoluciona, con él aumentan también los períodos de atención.

Pero lo cierto es que basarse únicamente en la edad del niño para conocer su concentración sería un error.

Verás, el motivo de incluir como variable la capacidad de concentración no se refiere necesariamente a la concentración que tiene cada niño según su edad, sino que también tiene que ver con que la capacidad de concentración de cualquiera no es la misma a las 8 de la mañana que a las 5 de la tarde, ¿verdad?

Por esto recuerda que el verdadero tiempo lo marca cada niño, y nosotros podremos valorarlo observándolo en su día a día.

Nos hemos guardado una sorpresa para el final.

¿Crees que tu hijo no encaja en la tabla orientativa que te hemos presentado anteriormente?
Entonces descubre el consejo estrella que te damos en el vídeo:

Además de todas estas claves que te hemos dado para conocer cuántas horas debe dedicar tu hijo al estudio, es importante también que tengas en cuenta que cantidad no siempre significa calidad.

Es decir, que tu hijo dedique más tiempo a veces no significa que vaya a obtener mejores resultados, de manera que es fundamental que tu hijo esté motivado y con ganas para que su dedicación y su aprendizaje sea efectivo.

Si has detectado que a pesar de dedicar múltiples horas al estudio, tu hijo suspende, aquí tienes 4 soluciones para conseguir que sus horas de estudio sean más fructíferas, amenas, y logren por fin que consiga los resultados académicos que se merece.

 

Pero ahora queremos que tú nos cuentes…

¿Cumple tu hijo con estas horas de estudio?
¿Consideras que sus horas de estudio son suficientes?
¿Crees que podría sacarle más provecho a las horas que dedica a estudiar?

Te leemos en la zona de comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿A dónde te enviamos la Guía?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico

¿A dónde te escribimos?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico

¿A dónde te enviamos la Guía?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico

¡Ey! Espera.

Únete a nuestra comunidad y Benefíciate de recursos gratuitos relacionados con el Refuerzo Escolar, la Orientación Académica y Familiar y la Gestión de las Emociones.

Nombre:

Correo Electónico: