¿es bueno premiar a tu hijo por las buenas notas?

¿Debo premiar a mi hijo cuando saca buenas notas?

Imagina una reunión entre amigos.

Vuestros hijos son el tema estrella, y llevas un rato escuchando lo que cada padre va a regalarle al suyo si este trimestre llega con todas las notas aprobadas: un iphone, una consola o el nuevo juego de moda.

Ahora es el momento en el que surgen las dudas.

No lo tienes del todo claro:

  • ¿Debería recompensar a mi hijo por traer buenas notas?
  • ¿Se merece un regalo por sus méritos?
  • ¿Es su obligación y, por tanto, no debería premiarlo?

Y ahí es cuando entra en juego el sentimiento de culpabilidad.

Puedes pensar que tu hijo merece un regalo por ser buen estudiante, y de hecho no eres el único padre que se plantea este dilema.

Hay argumentos para todos los gustos, pero es importante que sepas que:

Piénsalo: cada vez que le haces a tu hijo un regalo por haber aprobado, estás quitándole valor al objetivo por el que estudia: aprender, formarse y tener un futuro mejor, haciendo que el niño interprete que la única razón por la que debe estudiar es para recibir algo a cambio.

Como es lógico, de esto él aún no es consciente, por ese motivo eres tú quien tiene que hacérselo ver.

De hecho son motivaciones que tienen que ver con sus valores y sus principios, todavía en proceso de formarse, de ahí que tu ayuda en esta etapa sea imprescindible para que no fomente una visión materialista del mundo que le rodea.

Además, otro de los puntos negativos de intercambiar regalos por aprobados es que, a medida que pasa de curso, tu hijo te irá demandando regalos mayores, hasta que llegue un momento que el premio no se corresponda en absoluto con los logros del niño.

Ahora bien, llegados a este punto, dime algo:

¿Qué ocurre cuando te esfuerzas por algo y acabas consiguiéndolo? ¿no te gusta que te lo reconozcan?

Descubre ahora dos alternativas a los regalos materiales que servirán para motivar a tu hijo en sus estudios y celebrar sus buenas notas. Te lo explico en este vídeo o si lo prefieres puedes seguir leyendo justo debajo.

1. Practica el refuerzo positivo

Frases como “enhorabuena por haber sacado tan buenas notas” o “estás haciendo un gran trabajo” sirven como elogio o recompensa a una buena conducta de tu hijo.

Además, utilizar el refuerzo positivo después de un buen comportamiento hará que sea más probable que ese buen comportamiento se produzca de nuevo en el futuro.

2. Celebra sus logros

Por pequeños que estos sean, es importante que tu hijo perciba que eres consciente del esfuerzo que está realizando, pues de esta manera, además de fortalecer vuestra relación, la autoestima de tu hijo también se verá mejorada.

La manera de celebrar estos logros es mucho más efectiva cuando no se trata de regalos materiales, sino de crear experiencias compartidas con tu hijo.

Por ejemplo salir a cenar toda la familia junta, hacer una escapada al monte o ir al cine a ver esa película que tu hijo tenía tantas ganas.

El objetivo de esto es que tu hijo asocie el conseguir un objetivo con momentos felices, y esto le cree un recuerdo bonito para seguir haciendo las cosas bien.

¿Qué te han parecido estas dos alternativas a los regalos?

¿Crees que es importante inculcarle a tu hijo el valor del esfuerzo sin que a cambio haya una recompensa material?

Abrimos debate en la sección de comentarios.

4 comentarios en “¿Debo premiar a mi hijo cuando saca buenas notas?”

  1. Me parecen bien, yo por mi condición no soy de las que lo premian con regalos, ya que también pienso que es lo deben hacer, pero, ir al cine a ver película que le guste, también seria como un premio no?? hay dinero por medio (y bastante hoy en día)

    1. Hola Sonia. Si, ir al cine tiene un coste económico mucho menor que un teléfono móvil o una consola que son algunos de
      los regalos que se prometen para aprobar el curso. Por otro lado se trata de enfocarlo como una actividad en familia y
      así pasar un rato juntos. De esta forma se consigue asociar el aprobado con una emoción positiva familiar. Y este tipo
      de vivencias crean lazos afectivos y generan bienestar para todos.
      Muchas gracias por tu comentario. Que pases un buen día.

  2. Una de mis hijas ha empezado este año 1º de ESO. Creo que coincidimos en que es una etapa nueva en la vida del estudiante. Hasta ahora, siempre había sacado notable y excelente en todos los cursos. Ahora, en el primer trimestre, ‘solo’ ha llevado un excelente, seis notables y tres bien. Aunque son unas notas buenísimas, y así se lo hemos dicho, a ella le ha minado un poco la moral. Lo vemos en el estudio que hace diario. Obviamente le he hecho ver que se debe al cambio drástico en la forma de estudiar, etc. Para motivarla, su madre y yo, estamos por proponerle que si en junio saca siete excelentes de diez asignaturas, tendrá un premio (material de unos 800€) que ella desea y que, igualmente, terminaríamos comprándoselo en un periodo de un año aunque ella no lo sabe (cumple, santoral, reyes…). Intentaría enfocárselo al cambio de ciclo formativo, que hasta la universidad se despida de más regalos, que también es una prueba para que ella sepa de su capacidad de estudio y superación, etc. Aunque he leído su artículo tengo mis dudas y respondiendo a sus preguntas en modo de debate ¿Cree que haríamos bien en hacerle este objetivo/regalo de motivación por objetivos? Muchas gracias!

    1. Hola Joan.
      En primer lugar agradecerte la aportación en este artículo.
      Repecto al caso de tu hija, es normal que el primer trimestre de la ESO no haya estado al mismo nivel de la Primaria. Tiene que adaptarse a esta nueva etapa educativa en la que los contenidos son más extensos y se exige un ritmo de estudio más elevado. Por lo que explicas tu hija no tiene dificultades a nivel académico, así que rápidamente se adaptará a la nueva etapa.
      La motivación más poderosa es la que se obtiene cuando empiezas a ver los resultados de la constancia y pocas veces funciona cuando se trata de un
      premio material. Si tu hija basa su motivación para mejorar resultados académicos en un premio de final de curso, va a necesitar cada año un premio similar para ir superando cada curso. Este tipo de motivaciones dura muy poco, no tiene consistencia ya que necesita un premio material para que se mantenga.
      En la academia vemos casos así todos los años y te puedo decir que incluso con la promesa del regalo material, la mayoría de alumnos no llegan a
      cumplir los objetivos.
      En cambio cuando la motivación viene de dentro, de sentir que con ganas y dedicación lo estás consiguiendo y las personas cercanas te animan a seguir, es cuando se produce el cambio y el crecimiento personal. En este caso la motivación se basa en sus capacidades personales, en su fuerza interior y esto te lleva directo a conseguir tus metas.

      Espero haber resuelto tus dudas, en caso contrario podemos seguir hablando.
      Muchas gracias y que pases un buen día.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿A dónde te enviamos la Guía?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico

¿A dónde te enviamos la Guía?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico

¡Ey! Espera.

Únete a nuestra comunidad y Benefíciate de recursos gratuitos relacionados con el Refuerzo Escolar, la Orientación Académica y Familiar y la Gestión de las Emociones.

Nombre:

Correo Electónico:

¿A dónde te escribimos?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico