Pero realmente…¿para qué me sirve lo que estoy estudiando?

Venga, reconócelo…

¿cuántas veces te has hecho esta pregunta?

O quizá la clásica: “¿pero en qué momento de mi vida voy a aplicar esto?”

Quizá te lo hayas preguntado mientras estudias ese problema de mates que tan poco te gusta o puede ser al empezar ese tema de historia que te parece tan aburrido…¿nos equivocamos?

El caso es que, siendo realistas, tanto tú como cientos de estudiantes se hacen cada curso esta pregunta cuando no le encuentran una aplicación práctica a todo lo que tienen que aprender. 

¿Y sabes cuál es la respuesta más común a esta pregunta?

“Yo estudio para aprobar”.

Claro, con esa motivación es lógico que estudiar te parezca aburrido, puesto que el objetivo es solo sacar buenas notas, cuando realmente debería de ser que estudias por aprender.

Sí, sí, como lo lees: estudiar para aprender.

Porque aquí es donde está la gran diferencia: cuando estudias con el único motivo de sacar buenas notas, lo que haces es intentar memorizar todo el temario. Hay que reconocer que esta es una manera bastante aburrida de estudiar, ¿no te parece?

En cambio, cuando estudias para aprender, lo haces intentando entender aquello que lees. Buscándole una aplicación práctica en tu vida, y esa es la forma correcta de hacerlo, puesto que además de aprender más también conseguirás que las horas de estudio sean más amenas. 

Así que aquí te vamos a dar 4 motivos para que veas que lo que estudias te va a servir en el futuro, y de esta manera te sientas más motivado a aprender.

4 razones que te demostrarán que lo que estudias te sirve para tu vida (aunque no lo creas o no te guste en ese momento)

1. Para encontrar tu vocación

Puede que esto ahora te parezca lejano o poco importante, pero te aseguramos que una de las maneras más eficaces de encontrar tu vocación es estudiando cosas nuevas.

Ponte en situación. Imagínate que estás en el último año de Bachillerato y todavía no tienes ni idea de por qué carrera universitaria decantarte. Suele pasar, te lo aseguramos. Pero de repente, estudiando una asignatura te das cuenta de que te encanta el temario, te parece muy interesante y te gustaría ahondar en todo lo que aprendes sobre esa materia.

Menuda sorpresa, ¿no?

Si no hubieras llegado a estudiar esa asignatura que de primeras te parecía un poco aburrida, no habrías descubierto este nuevo tema que te encanta. ¿Te parece poco?

2. Para adquirir conocimientos

Está claro que no todo lo que estudies lo aplicarás directamente en tu vida, y cuanto antes asimiles esto será mejor.

Pero es importante saber de todo un poco, porque cuando mantengas conversaciones con amigos, con compañeros o en el futuro con gente de tu trabajo, muchos de los temas de conversación que abarcaréis es probable que no estén directamente relacionados con el tema sobre el que trabajáis. ¿Qué harás entonces? ¿No participarás en la conversación?

Por este motivo es fundamental que tengas una cultura amplia que te permita tener una opinión propia, para poder desenvolverte en cualquier conversación, sea del tipo que sea.

3. Porque mantiene el cerebro activo

Estudiar es como entrenar tu cerebro: cuanta más información (y más variada) sea capaz de procesar, más en forma estará.

Más allá del estudio que tengas que hacer en clase, existen otras actividades con las que mantener el cerebro activo, como la lectura, la escritura, las actividades manuales o el aprendizaje de nuevos idiomas.

Con el tiempo descubrirás que tu cerebro cada vez irá pidiéndote temas o ejercicios más complejos, lo que significará que tu mente está más despierta cada día y deseosa de conocimiento.

Y por último vamos a desvelarte el motivo más importante…

4. Para que seas tú el responsable de las decisiones que tomas en tu vida.

Teniendo en tu mano toda la información posible, serás capaz de tomar decisiones con más acierto, y lo que es más importante, nadie decidirá por ti.

Gracias a haber adquirido conocimientos, tendrás múltiples razones que justifiquen las elecciones que realices, al igual que sabrás diferenciar entre una decisión acertada y una errónea.

En definitiva, estudiar, adquirir conocimiento te hace ser dueño de tu futuro, y solamente este motivo ya debería de parecerte suficiente.

Nuestro consejo es que dejes de cuestionarte el hecho de estudiar y saques todo el partido posible a cada contenido que tu mente tiene que aprender, porque te aseguramos que, en un momento u otro de tu vida, te será de mucha ayuda.

¿Nos cuentas en comentarios tu opinión? Nos encantará leerla 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Ey! Espera.

Únete a nuestra comunidad y Benefíciate de recursos gratuitos relacionados con el Refuerzo Escolar, la Orientación Académica y Familiar y la Gestión de las Emociones.

Nombre:

Correo Electónico:

¿A dónde te enviamos la Guía?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico

¿A dónde te escribimos?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico

¿A dónde te enviamos la Guía?

GRATIS

Nombre

Correo Electrónico