¿Tu hijo está bloqueado con el Bachillerato?

¿Tu hijo está bloqueado con el Bachillerato? Descubre las 3 causas principales y cómo solucionarlas ya.

¿Recuerdas cuando cursaste Bachillerato?

Durante los cursos anteriores todo parecía tranquilo hasta que, de repente…¡BOOM! El número de trabajos y exámenes se había multiplicado en cuestión de días, y claro, en esos momentos el agobio y el no saber por dónde empezar se apoderaba de ti.

Precisamente por eso hoy queremos hablarte de cuáles suelen ser las causas de este bloqueo mental y cómo puedes solucionarlas para que tu hijo no las sufra y sea capaz de disfrutar de su época de Bachillerato sin agobio ni desesperación.

Primero es importante que sepas a qué nos referimos cuando hablamos de bloqueo mental:

El bloqueo se puede definir como una interrupción de un proceso mental que no nos permite iniciar, realizar o superar alguna actividad o situación.

El cerebro en ese momento se protege ante actividades y/o situaciones en las que se encuentra desbordado, así que esto hace que no pueda funcionar con normalidad.

Y se puede manifestar de diferentes maneras, aunque la más usual es la sensación de no poder pensar con claridad.

¿Te suena?

En estos momentos la capacidad de tu hijo para organizar los pensamientos se ve dificultada considerablemente, de manera que no logra solucionar los problemas que en otras circunstancias habrían sido fácilmente resueltos.

A veces también puede ser que experimente una sensación muy incómoda de que por mucho que se esfuerce, sienta que no logra avanzar. Y esto crea mucho desasosiego.

Lo cierto es que esta sensación puede ser puntual y aparecer en periodos de gran estrés, como en época de exámenes, o cuando está muy cansado, pero también puede perdurar a lo largo del tiempo. En estos casos, el bloqueo mental suele venir acompañado de un bloqueo emocional y convertirse en un obstáculo que no le deje avanzar y le genere emociones negativas como el enfado o la tristeza.

El problema es que cuanto más bloqueado se encuentra tu hijo, menor será su capacidad para sentir y pensar con libertad, por lo que es conveniente ponerle solución, ¿no crees?

Pero antes de proponer soluciones quiero hablarte de tres de las principales razones que pueden producir un bloqueo mental.

La primera, y la más usual, es el estrés. Tu hijo entra en un curso nuevo, nuevos profesores, nuevas asignaturas, más trabajos y exámenes y, sobre todo, más exigencia. Es verdad que todo esto le servirá para ser mejor en su futuro, pero hasta que logre adaptarse todas estas situaciones le pueden producir estrés.

El estrés es un factor muy común en determinadas situaciones, pero también es verdad que es un factor muy perjudicial para la salud cuando se encuentra en altos niveles en nuestro cuerpo. Científicamente está comprobado que puede producir ansiedad o bloqueo mental.

La segunda es la baja autoestima. Puede ocasionarse por diversas razones como conflictos familiares o sociales, rasgos de personalidad como la timidez o la inhibición, incluso tu propio hijo puede pensar que no vale, que no es suficiente o que no es importante.

¿Pero qué debe hacer tu hijo para aumentar su autoestima?

Si llevas tiempo con la alarma encendida y piensas que tu hijo tiene síntomas de autoestima baja, es importante que le transmitas este mensaje. Que debe valorarse y tener confianza en él mismo porque todos y cada uno de nosotros somos importantes y vamos a conseguir algo grande en la vida si de verdad nos lo proponemos y luchamos por ello.

Sí, está claro que va a haber muchas dificultades que nos impidan llegar a ellos de una manera fácil y rápida, pero seguro que todo el camino, tanto las caídas como cada una de las veces que nos levantemos merecerán la pena.

La tercera es la falta de organización. La causa es que más de un estudiante piensa: “¿tenemos un examen la semana que viene? Bah, pero es de la asignatura que me gusta o es de esa asignatura tan fácil. Un par de días antes me pongo. Tengo tiempo suficiente”.

Y al final eso pasa factura, claro.

Tu hijo no saca la nota que esperaba, y se debe a que no se ha organizado lo suficiente. Para los estudios y el trabajo la organización es clave: crearse un horario y cumplirlo, estudiar con antelación, preveer los exámenes, implicarse en cada tarea…

Descubre 5 técnicas con las que tu hijo podrá reducir o eliminar los bloqueos mentales que le están impidiendo avanzar:

1. Relajación

Realizar ejercicios de meditación y relajación, pero no solo antes de un examen, sino un poco todos los días. Y, por supuesto, descansar.

2. Comida saludable

Una alimentación sana y equilibrada ayuda a mantener la salud física y mental, a la par que potencia tus estudios.

3. Evitar los pensamiento negativos

Sé que es complicado, pero poco a poco podemos conseguirlo. Puede ser solos o con ayuda de profesionales.

4. Realizar ejercicio

El ejercicio ayuda a mejorar el flujo de sangre y los niveles hormonales, que mejoran la función cerebral. Si no puedes hacer ejercicio de forma diaria, que al menos sea 3 o 4 veces a la semana.

Tiempo hay para todo, para estudiar y para divertirse. Solo es cuestión de organizarse. Una forma muy sencilla de organizarse es hacer un horario y, la clave para que funcione es comprometerse a cumplirlo.

¿Qué te han parecido estos consejos para evitar los bloqueos?

Sabemos que el Bachillerato es una etapa clave en la vida académica de tu hijo, así que si conoces otras técnicas efectivas siéntete libre de compartirlas con toda la comunidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.